La caza del pato

Los numerosos adeptos de la caza de los picos planos esperan cada año las migraciones de estas aves. El cazador, aparte de reunir las cualidades propias, deberá poseer una cultura ornitológica, ya que solo conociendo estas aves y sus costumbres biológicas podrá obtener buenos resultados. Y es que es importante saber sobre que se dispara, ya que no es deportivo ni legal disparar a una especie protegida.

Dada la cantidad de aves protegidas que hay, el cazador novato tendrá grandes posibilidades de que si no dispone de grandes conocimientos de ornitología hacer una masacre y meterse en un apuro.

Existen 2 tipos de patos, los patos de superficie y los patos buceadores. Los primeros frecuentan pantanos, charcas y ríos, nadando y saliendo directamente volando. La mayoría de los patos que se pueden cazar son de este tipo.

Los patos buceadores, habitan en aguas más profundas (embalses, lagos, grandes ríos…) y bucean para encontrar su comida, despegando corriendo sobre el agua.