Caza y Control - Blog > Caza mayor > La caza del gamo

La caza del gamo

El gamo (Dama dama) es una especie introducida y bien adaptada en nuestro país, no siendo una de las más esquivas y salvajes de nuestra fauna en España.

El gamo una especie codiciada por la belleza y forma del trofeo pero en ningún momento se la puede poner al mismo nivel que venados y jabalíes.

Se suele abatir el gamo en recechos y monterías, y por su abundancia en ciertas zonas, su caza selectiva es una práctica habitual y necesaria. El gamo provoca competencia alimenticia con el jabalí y el venado, al que en ocasiones suele desplazar.

Caza del gamo

Hay fincas en las que su repoblación y caza se ha realizado de una forma correcta, con un adecuado control de las poblaciones tanto en número como en calidad de los ejemplares, consiguiéndose ejemplares de gran calidad.

Dos modalidades: La montería y el rececho

La caza en montería como el resto de las especies que se cazan en esta modalidad, se realiza con la ayuda de perros que empujan a las piezas hacia los puestos. Los gamos son animales gregarios y cuando sienten las primeras ladras emprende la huida.

Caza del gamo en EspañaEl rececho es la modalidad de caza mejor adaptada a esta especie para obtener un buen trofeo.

Es aconsejable realizar el acercamiento con buen viento y con el sol a la espalda. En el rececho sólo interviene el cazador y el guarda o guía. La condición física del cazador y la estrategia, la vista y la puntería es lo que decidirá si se tiene éxito o no.

El oído y el olfato de los gamos son muy buenos siendo capaces de localizarnos a grandes distancias, por lo que realizar las entradas con el aire a favor será imprescindible y siempre tapado por la vegetación. Una vez localizados, la entrada la deberemos realizar pausadamente.