Caza y Control - Blog > Caza menor > La caza al paso

La caza al paso

La caza en paso es especialmente practicada para la caza de palomas, tórtolas, zorzales y aves acuáticas.

En la modalidad de caza al paso, el cazador construye un puesto; ocultos, perfectamente cubiertos y camuflados para no ser descubiertos por estas aves en aquellas zonas y lugares en los que tienen su paso natural y querencioso, ya por razones viajeras o porque accedan a los comederos, bebederos y dormideros.
La elección del lugar para la colocación del puesto requiere previamente horas de observación para luego ubicar el puesto allí donde el paso de las aves sean óptimos para este tipo de caza menor. El puesto debe ser lo más natural posible, circular y bien camuflado para evitar ser descubiertos y lograr que entren confiadas al campo de tiro.

Existe el inconveniente para esta modalidad es el cambio de trayectorias o caminos que toman estas aves de forma inesperada influenciadas principalmente por condiciones meteorológicas como puede ser fuertes vientos, lluvias o temperaturas extremas, etc. Es da lugar a que en una misma zona o puesto se consigan un día abundantes perchas y el siguiente no tirar.

Para las acuáticas, requiere un enfoque distinto debido a las características de sus zonas de paso: marismas, lagunas y embalses. Los puestos se colocan por tanto en las orillas lagunares así como en la misma masa acuática, utilizándose para ello toneles anclados o barcas camufladas con vegetación. Esta caza se practica de madrugada, cuando estas aves abandonan sus dormideros acuáticos en busca el alimento en otras zonas, o al ocaso, cuando vuelven a los dormideros. Durante el día resulta eficaz la caza con cimbeles artificiales, que distribuidos por el agua, atraen a patos que sobrevuelan la zona.

En la caza al paso modalidad la munición a emplear es muy variada debido al diferente tamaño de cada una de las aves, puede ir desde perdigón muy fino de 9ª y 10ª para zorzales y de 3ª o 4ª para azulones, con diferentes gramajes desde 28gr hasta 36gr.

La utilización de perro en esta modalidad es habitual ver perros de pluma y especialmente retrevier perros especialistas para el cobro. También es habitual el no utilizar perro, sobre todos en cotos y en regiones en las cuales esta modalidad esta autorizada “a puesto fijo y sin perro”.