Caza y Control - Blog > Caza menor > La caza de la paloma > La caza con reclamo o cimbel

La caza con reclamo o cimbel

Se practica en bosques donde se preparan claros rectangulares donde se colocan las trampas. A nivel del suelo se coloca un puesto oculto por una cabaña o ramas, otros se sitúan sobre plataformas o árboles, en puestos elevados.

Mediante un ingenioso sistema de poleas y cuerdas se montan unas paletas oscilantes o cimbeles, sobre los que se atan los reclamos, cegados a veces por un casco.

Los cazadores mueven desde el puesto las cuerdas, moviéndose los cimbeles, aleteando las aves y llamando la atención sobre aquellas que pasan cerca. Es en ese momento cuando las palomas salvajes se acercan cuando se les dispara o se cierra la red, soltada desde arriba.

Se requiere una gran pericia para montar correctamente los cimbeles, ya que hay que determinar que árbol es el adecuado, y en que ramas colocarlos para que llamen correctamente la atención. El número es un factor importante, colocándose uno en la cima del arbol y otros 2 por debajo. El de arriba a veces suele estar fijo.

Mientras una persona coloca los cimbeles, el resto de los cazadores suele estar montando un puesto mediante mallas y telas de camuflaje en un árbol cercano, para mimetizarse con el ambiente y no alertar a las palomas.