Caza y Control - Blog > Caza menor > La caza en mano

La caza en mano

La caza en mano generalmente (no siempre y no tiene porque) se realiza con un perro de muestra, tiene una gran importancia en nuestro país (es una de las modalidades cinegéticas más extendidas) a la hora de disfrutar del deporte de la caza en cuanto a caza menor se refiere.

Las llanuras son perfectas para aquellos que se inician en la caza o donde los ancianos pueden seguir practicando su pasión, siendo estas extensiones resultado de una agricultura basada en el rendimiento. Técnicas como el barbecho, ayudan a reconstituir la caza en estas zonas.

La caza en mano es aquella practicada por varios cazadores conjuntamente (normalmente entre 2 y 6 cazadores), abiertos en ala y a una distancia equidistante con el objeto de batir el campo. Es una modalidad se practica para las diferentes especies de caza menor y que reúne los alicientes de ser una caza en equipo y con perro, que además requiere de un cierto esfuerzo físico al tener que recorrer grandes distancias con el peso de un arma. Cuando se caza en mano la distancia entre los cazadores es de 50 metros más o menos, para que haya hueco suficiente para el tiro, y a la vez sea difícil que la caza se “cuele” entre los espacios que dejan los cazadores, es decir tanto por seguridad como por eficacia.

Las técnicas de caza varían dependiendo del entorno disponible, no siendo lo mismo cazar en montañas que en minifundios. La idea es abarcar la mayor extensión de terreno recorriendo el monte, tratando de buscar las piezas. La disposición de las escopetas dependerá de la orografía del terreno, en laderas la escopeta que va mas arriba teóricamente va mas adelantada, a mi opinión cuando la perdiz tenga querencia hacia las partes bajas es al contrario ya que al huir hacia abajo hay mas posibilidades de poder disparar las escopetas situadas en la parte mas baja de la mano. La mano puede ser recta o en forma de arco.

Existe otra modalidad de este tipo de caza denominada “al encuentro” que es llevada a cabo por dos grupos de escopetas. Se trata de que un grupo le vaya dirigiendo la caza al otro. Se realiza en terrenos llanos, demasiado grande como para ser batido por un solo grupo.

En los cotos de caza donde hay abundante la perdiz roja, se emplea mucho la caza en mano además, también se realiza para conejos, liebres, etc. La caza en mano es una de las modalidades de caza menor que más gratifica a los cazadores a la hora de disfrutar del arte de la caza en su esencia.

Además, la caza a mano es un deporte que “engancha”, atrae a muchos cazadores y además entretiene y es muy atractiva. Lo divertido de este tipo de caza es poder disfrutar de un gran día al aire libre, acompañado de tus amigos y practicando tú deporte favorito. Es una actividad única para realizar ejercicio y practicar deporte.

En algunos lugares y cotos delimitan un máximo de perros a emplear por la mano.

Lo que diferencia a la caza a mano con la caza al salto es que la primera requiere la participación de otros cazadores (de dos a seis) y conjuntamente cazan las piezas.

Diferentes tipos de perros son adecuados para practicar este tipo de caza siendo los mas utilizados los considerados de muestra como setter, Pointer, braco, bretón o perdigueros, no son las únicas razas empleadas aunque si las mas representativas.

La munición empleada de 6-7-8ª con un gramaje de 32-34 gr.