Caza y Control - Blog > Caza menor > La caza en minifundios

La caza en minifundios

Se habla de caza en llanura o en montaña, pero también existen los minifundios, o pequeñas parcelas de diferentes propietarios cercadas por ribazos, linderas, matorrales, zarzales, cañares, etc., perfectos para la caza en mano en solitario o entre varios.

El matorral y otros vegetales es el elemento básico, sea más o menos alto o tupido. Aparte de delimitar las parcelas de diferentes superficies según cada país, es el hábitat de una gran variedad de animales salvajes que encuentran comida, refugio y protección parta sus nidos y madrigueras.

La estructura de los minifundios no se presta a la batida, siendo ante todo una caza en mano llevada por uno o varios perros para encontrar la caza y levantarla. Pero no tiene porque ser en solitario, ya que para batir un matorral es bueno que haya 2 cazadores, para así no dejar que la pieza escape por ningún lado.

Este tipo de caza es lenta y minuciosa dejando trabajar a los perros disfrutando del trabajo de estos.

También se requiere de gran paciencia y de cazar sin prisas. Es de vital importancia conocer el lugar para poder colocarse estratégicamente y saber los lugares y zonas de huida de las piezas.

Se debe tener cuidado al moverse un matorral no se disparara hasta que no se vea la pieza con total seguridad ya que hay poca visibilidad y podríamos herir al perro o al compañero.

Esta modalidad que tiene cierta dificultad premia más el disfrute de nuestros perros y de los lances que la cantidad de piezas abatidas.