Caza y Control - Blog > Caza menor > Salto con perro

Salto con perro

La caza al salto con perro es sin duda una de las modalidades más duras y más practicadas por los cazadores en nuestro país.

El cazador en solitario (o acompañado por otro a lo sumo) va por el terreno en busca de las piezas dando largas caminatas, durante horas y por diferentes terrenos. Esta modalidad requiere de una técnica, un conocimiento de los territorios, de las especies y de las reacciones de estas, además de una buena preparación física. Todo lo anterior mencionado es clave para los resultados de la cacería.

Es la caza al salto con perro -“caza menor con perro”- la modalidad reina de las disciplinas cinegéticas, objeto también de competiciones deportivas de alto nivel como el “Campeonato Nacional de Caza Menor con Perro”.

Es la modalidad de caza más habitual para las especies como perdices rojas, becadas, faisanes, codornices, agachadizas, liebres y conejos. Es realizada con la ayuda de los perros cuya misión es localizar la pieza, señalarla o levantarla y cobrarla si el disparo ha sido certero.

En la caza al salto, el andar a rabo de perro, le presenta al cazador diferentes dificultades como un disparo que ha de ser rápido a una pieza que se aleja. Cuando es practicada por un solo cazador y sin perros, se denomina “al salto”, si va auxiliado por perros se suele denominar “a rabo”, y a ambas también se les conocen como “a guerra galana”.

Escopetas y munición

Los tipos de escopetas que se pueden emplear en esta modalidad presentan las siguientes ventajas e inconvenientes:

  • La “paralela” es la que tiene el mejor diseño para un disparo rápido; pero el retroceso es brusco.
  • La superpuesta absorbe mejor el retroceso, pero la culata ha de estar adaptada al tirador y se necesita práctica para encarar con soltura.
  • La semiautomática es la usada por la mayoría de los cazadores de esta modalidad. Retroceso es suave y cuenta con un tercer cartucho. Su mayor inconveniente es que dispone de un solo choque para todas las distancias.

Choques: 3 y 1 estrellas en las de dos cañones y 3 estrellas en las semiautomáticas. La munición empleada de 6-7-8ª con un gramaje de 32-34 gr optando por algo más de gramaje para la caza de becadas.