Caza y Control - Blog > Caza menor > Tortolas al paso

Tortolas al paso

En la modalidad de caza al paso, el cazador construye un puesto; ocultos, perfectamente cubiertos y camuflados para no ser descubiertos por estas aves en aquellas zonas y lugares en los que tienen su paso natural y querencioso, ya por razones viajeras o porque accedan a los comederos, bebederos y dormideros.

La elección del lugar para la colocación del puesto requiere previamente horas de observación para luego ubicar el puesto allí donde el paso de las aves sea óptimo para este tipo de caza menor. El puesto debe ser lo más natural posible, circular y bien camuflado para evitar ser descubiertos y lograr que entren confiadas al campo de tiro.

Los puestos son exigentes ya que la tórtola es una pieza difícil de abatir ya que tiene particularidades que hace que el nivel del tirador sea alto. Su velocidad de vuelo es asequible para tirarla al paso siendo su principal problema los quiebros en el aires creando inquietud e incertidumbre al cazador.

Caza de tortolas al paso
En el disparo a esta ave hay que evitar la precipitación en el primer tiro ya que si erramos el segundo será mas complicado por los quiebros que la tórtola realizara después del primer disparo. El disparo debe realizarse corriendo bien la mano sin detenernos nunca.

La tórtola accede a los rastrojos y campos de pipas donde tienen la querencia del comedero por un camino buscando normalmente cañadas, arroyos, vaguadas. Un olivar o cualquier campo de frutales en esta ruta es buen sitio para colocar el puesto. Otros lugares que dan buenos resultados para colocar el puesto es un punto intermedio entre el comedero y la zona de sesteo o entre la ribera de un río y la zonas de rastrojos y pipas.

Una elección habitual es buscar las lindes de los olivares o frutales que desembocan a un campo de girasoles o a un rastrojo, aunque estos puestos se consideran de comedero.

Existe el inconveniente para esta modalidad es el cambio de trayectorias o caminos que toman estas aves de forma inesperada influenciadas principalmente por condiciones meteorológicas como puede ser fuertes vientos, lluvias o temperaturas extremas, etc. Es da lugar a que en una misma zona o puesto se consigan un día abundantes perchas y el siguiente no tirar.

La munición a emplear será de 8-9-10ª de 28-30gr. En esta modalidad la utilización de perro es exclusivamente para el cobro, habiendo cazadores que optan por no utilizar canes.