Caza y Control - Blog > Las armas de caza > Escopetas (Caza menor) > El calibre en armas de cañones lisos

El calibre en armas de cañones lisos

Los calibres se expresan en 2 cifras: 12, 16, 20… Este número no se refiere al diámetro en milímetros o pulgadas del cañón del arma, sino que hace referencia a una época en que los ingleses usaban cartuchos en armas de cañones basculantes inventadas por franceses.

Los ingleses usan medidas que otros países no usan, y en este caso pasa lo mismo. El número 12 o 16 hace referencia a la cantidad de balas esféricas hechas con una libra inglesa que puede disparar un cañón de diámetro determinado.

Por ejemplo: un calibre 12, es un calibre que puede disparar 12 balas de plomo fundidas con una libra inglesa de plomo. Como el peso de la libra varía según el país, el diámetro de las armas de un calibre dado podría variar, por lo que en 1910 se llegó en Bruselas en una Comisión Internacional a una normalización:

  • Calibre 12: 18.5mm
  • Calibre 16: 16.8mm
  • Calibre 20: 15.7mm

Es decir, cuanto más pequeño el número del calibre, mayor es el diámetro interior del arma y el diámetro exterior de cartucho que dispara.

La elección del calibre

Hace 50 años la mayor parte de los cazadores usaban escopetas de calibre 16 pero este casi desapareció al llegar la moda del calibre 12.

Al preferir algunos cazadores (sobre todo los de patos) calibres más gruesos, hizo que aparecieran medidas mayores: el 10 de 19.7mm, el 8 de 31.2mm… Como estas armas no se podían disparar sin apoyar, casi todas se prohibieron (menos la de 10). Actualmente, calibres más pequeños, como el calibre 20 son muy usados.

La elección del calibre es compleja ya que en teoría cuanto más plomo se dispare, mayor es la probabilidad de abatir la presa. Las correspondencias entre calibres y peso de perdigones son las siguientes:

  • Calibre 12: 32gr.
  • Calibre 16: 28gr.
  • Calibre 20: 24gr.

Siendo estos números muy teóricos ya que el alargamiento de las recamaras, de 65 a 70 y 76 cm, ha permitido un aumento en las cargas de plomo y pólvora, para igual calibre.

De todas maneras, el peso de plomo no es el único de criterio para elegir un calibre, ya que cuanto más grueso es, más pesada es el arma, mayor la carga de pólvora y más fuerza posee el retroceso, por lo que jóvenes o mujeres de poco peso, suelen elegir armas de poco calibre.

Aunque muchos creen que al llevar menos calibre el éxito de la caza es menor, ya que se requiere mejor puntería, y en un cazador joven, puede hacer que pierda su afición.

En general el calibre 12 es el más usado, ya que permite cargas que van de los 28 a los 40 gramos, empleándose para la caza mayor, la pluma y la liebre.

El 16, más ligero es perfecto para la caza del conejo, la becada, el faisan y la perdiz.

El 20 o inferiores, al ser más ligeros y con menos retroceso, se les da uso en la caza menor de pluma: zorzal, codorniz, alondras…

Para la caza de aves acuáticas se usan escopetas con cañones largos que disparen 2 tiros y de calibre 12 o 10, ya que los calibres superiores están prohibidos.