Braco alemán

Clasificación F.C.I.:Grupo 7, perros de muestra sección 1º: Perros de muestra continentales con prueba de trabajo.
Origen: Esta raza provenie de Alemania.

Historia

Hay quien dice que el Braco es descendiente del Perdiguero español, introducido en Alemania en el año 1600 por cazadores flamencos. Posteriormente se le cruzó con otras razas como el Pointer Ingles, con el objetivo fundamental de otorgar mayor rapidez a la especie. Es raza que nace de una necesidad, típica entre los cazadores alemanes, de reunir en un mismo animal el máximo de funciones. El origen del Braco Alemán no está muy claro, aunque la teoría más verosímil apunta a que su “abuelo” fue el perro de Oysel.

El Braco Alemán, sin embargo, hoy presume de unas cualidades magníficas gracias a las aportaciones de los perdigueros hispanos introducidos en Alemania por los cazadores flamencos antes mencionados.. Fue en 1897 el Príncipe Albrecht de Solms-Braunfels, quien estableció las características de la raza, las reglas del juicio de la morfología, y finalmente las reglas básicas de las pruebas de trabajo para perros de caza. Hoy día se selecciona el Braco Alemán gracias a un reglamento de cría y a unas pruebas de trabajo avanzadas. En el estándar se establecen las características que debe tener el perro de caza polivalente tal como es el braco alemán. Esto le permite cumplir con los requerimientos de la cacería aún en edad avanzada.

Carácter

Se trata de una raza muy decidida y atrevida, a la vez que fácilmente adiestrable y con una gran capacidad para la obediencia. Posee una gran inteligencia. Suele alojarse con frecuencia en el interior de la casa familiar, allí tiene una actitud adecuada, producto de su buen carácter y de su adiestramiento. Cuando es cachorro o joven tiende a jugar, lleno de energía, y es un perro paciente con los niños, muy cariñoso con los propietarios y en su gran mayoría es obediente y fácil de enseñar. Es enérgico, equilibrado, fiable y sometido, ni nervioso, ni tímido, ni agresivo.

Utilización

El braco alemán es un perro perfectamente preparado para la caza, se utiliza tanto para la muestra como para el rastreo. Se adapta perfectamente a cualquier clima y a todas las situaciones. Esta raza es capaz de cazar piezas de caza menor, bien de pluma o bien de pelo como especies de caza mayor como jabalís, corzos, etc, además de cazar zorros.

La muestra y la guía

Perros de caza, el braco alemanCuando el perro tensa el cuello y baja la cabeza para ponerla horizontal, la cabeza, el cuello y el cuerpo parecen formar una sola línea. Este movimiento anuncia a menudo la inminencia de la muestra. La posición ideal de un Braco Alemán en muestra es la posición de pié, la cabeza alta, las orejas atentas; el ojo y la pupila dilatados.

La guía es diferente según los individuos, algunos perros guían lentamente, otros con autoridad. En todos los casos, el braco alemán debe permanecer tenso. Sin embargo, si la caza gana mucha distancia, el perro puede rastrear algunos metros, después debe volver a tomar la emanación directa. A la salida de la caza, el perro debe permanecer inmóvil; a veces el perro se tumba al volar la caza.

Características físicas del braco alemán

Raza elegante donde las haya y al mismo tiempo fuerte, ágil y resistente. Buen nadador e infatigable, en la búsqueda de la caza debe de ir a un ritmo de galope gracias a su cuerpo armonioso y sólido se mantiene alerta y preparado para entrar en acción en cualquier momento. Debe de ser capaz de trabajar sin descanso largas horas, sin disminuir su rendimiento, aguantar el frío y la humedad, cobrar sin dificultad, animales a veces pesados, como el zorro, y luego acarrearlos durante largo recorrido. El braco alemán es un perro noble, cuya constitución indica fuerza, resistencia y velocidad. Su porte erguido, sus líneas fluidas, su cabeza enjuta, su buen porte del rabo, su pelaje rígido y brillante.

Su cuerpo presenta una línea superior recta y ligeramente descendente con la cruz bien marcada, con una espalda fuerte y musculada. Su lomo es corto, ancho, musculoso, recto o ligeramente abombado.

  • Cráneo: cabeza marcada, proporcionada, correspondiendo en longitud y volumen a la forma del cuerpo y al sexo.
  • Orejas: moderadamente largas, planas y con las puntas redondeadas.
  • Trufa: algo saliente, con fosas nasales abiertas, anchas y móviles, de color marrón. Una trufa con manchas o de color carne es admitida sólo en ejemplares cuya capa tenga fondo blanco.
  • Hocico:largo, ancho, profundo y fuerte para facilitar el cobro correcto de la presa.
  • Ojos: de tamaño mediano, ni saltones, ni hundidos, siendo el color ideal es marrón.
  • Cola: de implantación alta, fuerte en su inserción con adelgazamiento gradual hasta la punta, de longitud mediana. Para su uso en la caza debe ser cortada para evitar lesiones durante la jornada entre un tercio y la mitad.
  • Pelo: corto y denso, duro al tacto. En la cabeza y las orejas es más fino y más corto.
  • Color: puede variar del marrón unicolor, marrón con manchas blancas en pecho y extremidades, castaño oscuro, blanco con máscara marrón, manchas y pintas pardas y negro.
  • Altura a la cruz: en los machos es de 62 a 66 cm y en las hembras de 58 a 63 cm.