Galgo español

Clasificación de la FCI, el galgo está incluido dentro del Grupo 10 Sección Número 3
Lebreles de pelo corto.

Origen: España

Historia

Existe constancia de su existencia en la Península desde la época de los romanos, en la Edad Antigua. Desciende de los antiguos lebreles asiáticos, si bien ha experimentado diversos cambios con el fin de adaptarse al medio de la mejor forma posible. Desde tiempos inmemoriales ha sido muy apreciado fuera de España, por lo que ha sido masivamente exportado, sobre todo a países como Inglaterra o Irlanda (sobre todo durante los siglos XVI, XVII y XVIII).

Suele hablarse del parecido entre el galgo y las representaciones caninas del arte egipcio; y es que puede ser que el galgo probablemente tenga sus principales ancestros en los perros faraónicos egipcios, igual que el podenco. Es probable además que el “Vertades romano” sea otro de sus antepasados. Lo cierto es que las primeras referencias escritas del galgo ibérico se hallan en el tratado del siglo II a. C.

Características físicas

Tienen aspecto atlético y estilizado, con extremidades largas y pecho voluminoso, que les permiten alcanzar grandes velocidades, llegando a los 60km\h.

Posee un esqueleto compacto, cabeza larga y estrecha proporcionada con el resto del cuerpo, con hocico estrecho y largo. La trufa es pequeña, húmeda y de mucosas negras.

Sus ojos son pequeños, oblicuos, almendrados; preferiblemente oscuros, de color avellana. Las orejas de base ancha y triangulares.

Cuello largo y fuerte, con un tórax de amplia capacidad y vientre muy retraído.

La cola en su nacimiento es fuerte y de inserción baja, pegada entre las patas traseras afinándose hasta terminar en punta muy fina, flexible y muy larga. En reposo cae en forma de hoz con gancho final muy acusado y lateralmente inclinado.

La piel muy pegada al cuerpo en todas sus zonas, fuerte y flexible; de color rosado, y con un pelo tupido, muy fino, corto, liso, repartido por todo el cuerpo. Se consideran como colores más típicos y por orden de preferencia los siguientes: barcinos y atigrados más o menos oscuros y de buenas pigmentaciones, negros, barquillos oscuros y claros, tostados, canelas, amarillos, rojos, blancos, berrendos y píos.

Peso del Galgo Español Macho: Entre 25 Kg y 30 Kg y Hembras: Entre 20 y 25 Kg.

Tamaño hasta la cruz: de 62 a 70 cm. (hembras de 60 a 68 cm)

Carácter

Suele ser a veces serio, e introvertido y retraído. En la caza demuestra una gran energía y vivacidad, siendo además obedientes. Cuando el dueño se ha ganado su confianza (algo que en un principio puede resultar algo difícil), le seguirá fiel para siempre. A todo esto se suma su capacidad de trabajo y su enorme tesón por conseguir agradar al amo.

perros-caza-galgo-espanolUtilización y Características para la caza

Por encima de todas las piezas de caza, la liebre, para cuya caza se sirve de su rápida carrera y de su agudeza visual. La caza de la liebre con galgo es la experiencia cinegética en estado puro, un espectáculo en el que la finalidad no es la muerte de la pieza, sino el placer de disfrutar con unos momentos que únicamente una raza como el galgo puede proporcionar a un cazador.

Igualmente ha sido empleado y puede acosar otras piezas de pelo como conejos, zorros e incluso jabalíes.