Pachón Navarro

CLASIFICACION F.C.I.: Grupo 7, perros de muestra sección 1º: Perros de muestra continentales.

Origen: Navarra (España)

Historia

El pachón navarro está considerado como uno de los descendientes más directos del antiguo perro de muestra hispano (Perdigueros ibéricos). Esta raza es producto de la recuperación a través de ejemplares que provenían del antiguo perro de muestra español del que se hacen eco los autores clásicos durante los últimos siglos.

Características físicas

Pelo corto y áspero, piel gruesa a la vez que fuerte. Los colores de pelo son: negro, marrón (claro), Marrón (hígado), Marrón (Caoba), Blanco naranja, Blanco hígado, Blanco y Negro, tricolor. Los unicolores portan casi siempre manchas blancas en el pecho, estrella en la cabeza, botines dos o cuatro patas y bajo vientre.

Es un perro de cuerpo recio, con mucho hueso y rectangular cabeza grande de hocico fuerte y cuadrado. Posee un cráneo ancho y una nariz amplia, con fosas nasales grandes y abiertas, de perfil anterior recto.

Algunos perros tienen la llamada nariz partida o doble nariz. El color de la trufa y mucosas depende de la capa del ejemplar. Los ojos son grandes de forma redonda de olor castaño a miel. Las orejas son gruesas y cayendo hacia delante, redondeadas, planas y anchas en la base.

Tiene un pecho profundo y ancho, y el rabo tiene la inserción media, recto y grueso.

Extremidades fuertes y musculados con buen hueso, con aplomo adecuado.

Peso: Entre 20 y 30 Kg.

Altura: Hembras: de 53 a 60 cm. Machos: de 55 a 64 cm.

Carácter

De carácter noble se trata de una raza rústica, resistente, inteligente, tranquilo y obediente, por lo que no necesita mucho tiempo de adiestramiento para enseñarle. Es también un buen perro guardián, protegiendo a su amo. Es afectuoso y dócil, siendo muy sociable con los niños.

Utilización y Características para la caza

Muestra predilección por la caza menor, tanto a pelo como a pluma (sobre todo la perdiz y el conejo).

pachon navarro

El pachón navarro se caracteriza por su capacidad de trabajo y polivalencia, su búsqueda constante de la pieza que hace que quien cace con él obtenga siempre buenos resultados, de ahí que se diga que es óptimo para iniciarse en la actividad cinegética.

Caza con trote sostenido, manteniendo y respetando el ritmo marcado por el cazador. Posee una muestra firme, realizando una incesante búsqueda: cada rincón, cada mata, zarza, camino… allá donde pueda de encontrar una pieza, el pachón lo inspeccionará pegando la nariz al suelo, con un preciso y eficaz rastreo, combinando su cualidades de vientos y de rastro.
Especialista en terrenos abruptos y que para otras especies pueden entrañar gran dificultad.
No es espectacular, pero sin duda resulta sumamente eficaz.